CASO 1. CENTRO SOCIO-SANITARIO PARA PERSONAS CON DEFICIENCIA VISUAL Y AUDITIVA

En el diseño arquitectónico de espacios interiores para la salud y bienestar, el color es valorado como una de las herramientas más útiles para modificar las características del espacio. El color, aplicado de una determinada manera, además de poseer la cualidad de otorgar carácter a un espacio, es capaz de influenciar al ser humano en la toma de decisiones, mejorando su autonomía, incluso llegando a estimular el comportamiento de la persona, “afectando a las forma de vivir el día a día del ser humano, tanto de forma física, psicológica, fisiológica y social”(Jalil, Yunus, & Said, 2012).

Son muchos los expertos que, a lo largo de la historia, han estudiado cómo cada persona observa el color de forma subjetiva dependiendo de  cómo cada uno percibe dicho fenómeno [Albers (1888-1976), Birren (1900-1988); Nassau (1927-2010), entre otros]  y cómo dicha percepción va alterándose a medida que envejecemos [Gramunt (2010), Robson (1997), Liebrock (2000), entre otros]. En estos últimos años, se han llevado a cabo estudios que muestran el creciente interés por la investigación, basadas en experiencias y evidencias, sobre el uso del color en espacios arquitectónicos para intervenir en el bienestar de las personas según sus requisitos y características [Wijk (2004), Lillo (1995), Sivik (2002), entre otros].


CASO 1

Se presenta, a continuación, el primer caso de estudio, correspondiente a el centro Socio-sanitario residencial para personas con  deficiencia visual y auditiva en Lesmo, Milan (2006), llevada a cabo, conjuntamente con la ejecución del mismo, por los arquitectos Stefano Guidarini y Pierluigi Salvadeo(Guidarini & Salvadeo, 2005).

 

 

 

La arquitectura de tipo social de Guidarini & Salvadeo se caracteriza por una constante investigación  en el proceso perceptivo y las necesidades del usuario para el que trabaja, con la conciencia de que la arquitectura debe enfrentarse en primer lugar con el sentido y la necesidad de los que allí residen. De este modo, este proyecto destaca por constituirse como ejemplo a seguir por favorecer las necesidades psicosensoriales de los residentes, una “arquitectura de la percepción”(Biraghi & Micheli, 2013) que lleva hasta su máxima definición el acabado superficial de la gran variedad de materiales que utiliza, en colaboración con la plasticidad del color, trabajando así el sentido del tacto y la vista.

Dormitorio

El proyecto, además de presentar formas sencillas y contundentes para su mejor visualización, emplea una disposición cromática que pretende distinguir lugares, espacios y elementos. Esta actitud de acentuar todo aquello que “debe ser visto” introduce el tema desde la perspectiva de la sencillez donde el color de los diversos elementos evita una monotonía y permite el inmediato reconocimiento de las funciones.

CONCLUSIÓN

Se confirma, por tanto, que el estudio de las propiedades del color permite intervenir con el juego de contrastes, mejorando la distinción de objetos y espacios, lo que supone una mejora de la autonomía para personas con algún tipo de deficiencia visual.


BIBLIOGRAFÍA

Guidarini, S., & Salvadeo, P. (2005). La città dei sensi. La casa dei sordociechi. Abitare, 184–191.

Caivano, J. L. (2010). Historia de los sistemas de ordenamiento del color desarrollados en relación con la arquitectura. In U. de Alicante. (Ed.), IX Congreso Nacional del Color. Alicante 2010 (pp. 5–11). Alicante: Universidad de Alicante. Servicio de Publicaciones.